Hoy es lunes 18 de febrero de 2019 y son las 09:54 hs. ULTIMOS TITULOS: Acuerdos, condena al terrorismo y ?una muy buena química? entre Macri y Modi / Sin lugar en la selección: los goles de Sergio Agüero en el Manchester City no cambiarán la idea de Scaloni / Código penal: la indisciplina de Jaguares se traduce en puntos para el rival / La historia detrás del corte de luz que generó polémica y el enojo de Gallardo con los dirigentes de River / Educación: 10 megatendencias que afectan a la enseñanza en todo el mundo / Tragedia en Entre Ríos: trasladaron a la niña platense en avión sanitario / Perlitas del fin de semana: goles de taco, la patada de Ramos y el abucheo a Icardi / Racing-Godoy Cruz, Superliga: horario, TV y formaciones / Argentinos-Estudiantes, Superliga: los dos necesitan mejorar / El show del All Star Game 2019: 340 puntos, récord de triples y la victoria para el Team LeBron / Gira en Asia: la familia presidencial homenajeó a Gandhi / Nuevas versiones sugieren que Jussie Smollet organizó el ataque del que fue víctima / Gallardo, con todo: "El corte de luz fue adrede, me lo confirmó un jugador de Banfield" / La hija de Courteney Cox es fan de Friends / James Bond regresa en abril de 2020 / Territorio de un poder sin límites de tiempo / En el radar: una recorrida nocturna por presentaciones y shows / En busca de la gloria: el arduo camino de un bailarín para ser elegido en un ballet / "Chacho frío": el post de Instagram de Gustavo Bou que generó polémicas / Revelan una importante pista en la primera imagen de la serie de El señor de los anillos /
21 de mayo de 2018
De Caá Catí al Mundo
Maxi Meza, el chico que no hizo inferiores, jugaba por diversión y es uno de los 23 de la lista de Sampaoli para el Mundial de Rusia. Debutó en la histórica derrota, pero convenció y Sampaoli lo llevará a Rusia 2018. Surgió de un humilde club de Caá Catí, un pueblo de 7.000 habitantes en Corrientes, donde jugó con su papá y el ex River "Keko" Villalba.

Casi sin inferiores, llegó a Gimnasia para luego transformarse en una pieza fundamental del Independiente campeón de la Copa Sudamericana.

Caá Catí, la ciudad de poco más de 7.000 habitantes del departamento de General Paz, Corrientes, es la cuna de Maximiliano Meza, el hoy jugador de Independiente nacido el 15 de diciembre de 1992 y con una vida digna de grandes anécdotas relacionadas al fútbol, ese deporte al que llegó casi por casualidad y que hoy le ha dado su mayor alegría: es uno de los 23 de la lista de Argentina para el Mundial de Rusia 2018.

En su Corrientes natal Meza jugaba a la pelota por diversión. No se le pasaba todo ese derrotero de probarse en un club, en otro y en otro más en busca de que alguien le abriera la puerta. Asistía sí, a un club de barrio, Cambá Porá, que se define en sus redes sociales como el club más ganador y con más historia de Caá Catí.

De allí brotó Daniel Villalva, aquel delantero de contextura pequeña, habilidoso, que debutó en la Primera de River con 16 años. De allí también es Eduardo Meza, Mezita, un histórico del equipo, maestro rural y papá de Maxi, quien le trasladó algo de toda esa pasión que el fútbol inyectaba en sus venas.

Meza era el enlace de la categoría 92 de ese equipo, Villalva el delantero. La dupla conquistaba hasta al más desatento ojeador. Keko emigró a River pero Maxi decidió quedarse  hasta que un día su vida se cruzó con la del Indio Ortíz, el hoy DT de Gimnasia que entonces, cuando lo descubrió, coordinaba las divisiones menores del Lobo y rápidamente se lo llevó a La Plata para someterlo a una prueba.

"Es una excelente persona y un gran jugador, tiene mucha visión de juego y me alegra mucho que Troglio le dé la oportunidad que se merece", dijo Ortíz cuando en 2012 el ex DT ex campeón del mundo con la Selección Argentina lo hizo debutar en Primera División.

Sobre las condiciones de Maxi, Ortíz describió: "Él maneja las dos piernas, por ende se lo puede utilizar como carrilero por izquierda y por derecha también trabaja muy bien de delantero, es un jugador muy completo".

Al Lobo arribó con edad de Quinta División y obtuvo un lugar en la pensión. Cuando fue convocado a la primera pretemporada, invirtió sus ahorros en botines nuevos y cuando estaba por subir al micro recibió un golpe inesperado. "Un día antes le dicen que no hay lugar. Quedó solo en la pensión, entrenando con los que no viajaron. Lloró una semana entera", le contó Lucy, la encargada de la pensión de Gimnasia al Diario Época, de Corrientes.

"Le dije que se preparara que, cuando ellos volvieran, él tenía que estar a la par de los demás. Así fue", completó la segunda mamá. Y Maxi aceptó el desafío. No se dejó ganar por la frustración. Poco después de aquello debutó en Gimnasia, donde en poco tiempo mostró todo su talento y capacidad, tanto que rápidamente Independiente fue a su búsqueda.

Pero para llegar al Rojo, club que le pagó a Gimnasia dos millones de dólares por el 65% del pase, Meza debió hacer un curso acelerado de sacrificio, tal vez demasiado peso para posarse en el lomo de una promesa que no traía inferiores, además de ser el eje de un conflicto de intereses en una negociación que terminó con la renuncia del entonces técnico del Lobo, Gustavo Alfaro tras el repudio que provocó en la dirigencia una declaración suya en la que señaló que el presidente del club Daniel Onofri no podría "caminar por La Plata" si vendía al correntino.

Su capacidad no tardó en emerger con la camiseta del Rojo y el ojo de Jorge Sampaoli se posó en él. Fue entonces que a los 26 años tuvo que bailar con la más fea: le tocó debutar con la Selección mayor ante España, en la histórica derrota por 6-1. Fue, sin embargo, el único aprobado de la catástrofe. Ese rendimiento y sobre todo su regularidad en el Rojo le permitieron ganarle la pulseada a Ricardo Centurión y a Diego Perotti en la convocatoria de Jorge Sampaoli para el Mundial de Rusia.

El ojo del entrenador de la Selección se enfocó en el fútbol local y Meza se transformó en el batacazo de la preselección.

Hoy, aquel flaquito que jugaba a la pelota sólo para divertirse y que vio cómo su primera gran oportunidad en el fútbol se transformó rápidamente en frustración fue convocado hoy al Mundial. Hoy Caá Catí, el pueblito de los 7 mil, se recibe de grande de la mano de su embajador deportivo. Uno de los 23 que va al Mundial.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








 

DOLAR

 
COMPRA
VENTA
37.53
39.53

 

LA RADIO EN TU MOVIL

 

 

RadiosNet