1 de febrero de 2018
Queremos ordenar las calchas!
No se oye, padre!. En Corrientes miran de reojo el decreto purgativo de la parentela acomodada. Un grupo de gobernadores salió a respaldar la medida simbólica de ma­cri, otros ya se habían adelantado. Aquí no hay señales. A través del Decreto Nº 93, que apareció ayer en el Boletín Oficial de la Nación, se formalizó la prohibición de nombrar, bajo cualquier modalidad, en la repartición pública nacional a personas que tengan algún vínculo de parentesco con el Presiden­te, la vice, el jefe de Gabine­te, ministros y demás fun­cionarios con rango supe­rior.

La limitación alcanza a familiares tanto en línea recta como en línea colate­ral hasta el segundo grado y comprende a cónyuge y cualquier otra unión convi­vencial.

Comenzará a regir a par­tir del primer día de marzo, hasta entonces la parente­la tiene tiempo de renun­ciar; se supone que una vez superada esa fecha serán despedidos, el decreto no especifica cómo habrán de proceder con los remisos.

En Corrientes, por ahora, nadie se anima a ha­blar del asunto; el goberna­dor Gustavo Adolfo Valdés, que estuvo en Buenos Aires haciendo gestiones justa­mente en la Casa Rosada, no se pronunció.

Aquí miran de soslayo el decreto que pro­híbe poner a la parentela en car­gos políticos, si sucede tendrán que reacomodar el equipo, tal vez el organigra­ma y ciertamente redefinir el modelo de distribución para sostener el poder, es que el nepotismo ha sido un instrumento invaluable en la política correntina. Más grave aún, si la purga llega­se a combinar limitaciones para el Poder Legislativo y la Justicia respectivamente se desmantelaría el entramado de una casta que se ha ser­vido del Estado sin rubor. Impensadamente el Decreto de Macri podría resultar re­volucionario en provincias de estructuras institucio­nales anquilosadas como Corrientes.

Por el momento el radical Valdés no ha dado señales de audacia, pero sus corre­ligionarios Alfredo Cornejo (Mendoza) y Gerardo Mo­rales (Jujuy) se apuraron a aplaudir la medida macrista y prometen imitarlo. Ma­ría Eugenia Vidal (Buenos Aires) y Horacio Rodríguez Larreta (Ciudad de Buenos Aires) anticiparon que van por el mismo camino. Así las cosas, a Valdés no le quedará más camino que seguirlos, aunque el decreto de marras nada dice sobre la obligación de adherirse.

El mayor problema se presentará en la Municipa­lidad de Corrientes, donde la gestión radical diseñó un organigrama de más de 300 cargos políticos y allí puso a muchos parientes, hijos de, cónyuges y hermanos. Están en la primera fila y si se aplica el Decreto de Macri serían los primeros en caer. En el organigrama provin­cial la situación es diferente porque se trata de una es­tructura de poder que se fue consolidando a lo largo de 16 años, aunque hay parien­tes de todos los rangos. s

El Decreto Nº 93/2018, firmado por Mauricio Macri dice en el Artículo 1º: “No po­drán efectuarse desig­naciones de personas, bajo cualquier modali­dad, en todo el Sector Público Nacional, que tengan algún vínculo de parentesco tanto en línea recta como en línea colateral hasta el segundo grado, con el Presidente y Vice de la Nación, Jefe de Gabine­te, Ministros y demás funcionarios con rango y jerarquía de Ministro. Quedan incluidos el cónyuge y la Unión Convivencial”. Detalla en el Artículo 4º: “Que­dan exceptuados de lo dispuesto en el artí­culo 1º los designados mediante Concurso Público o que cuenten con estabilidad en el cargo”.

 



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








 

DOLAR

 
COMPRA
VENTA
41.69
43.69

 

LA RADIO EN TU MOVIL

 

 


www.cadenaazulyblanca.com - © 2018 - Todos los derechos reservados


RadiosNet