Hoy es jueves 24 de enero de 2019 y son las 04:12 hs. ULTIMOS TITULOS: Julieta Venegas encantó al público en un show íntimo en un bar de Palermo / Crisis en Venezuela: Catherine Fulop, Edgar Ramírez y Alejandro Sanz, entre otros, sentaron posición a través de las redes / Un piloto limitado y otro que se bajó a último momento: más misterio en el vuelo de Sala / Cuáles son los diez trabajos que pueden desaparecer en los próximos diez años / Cambio de mando en Jaguares: De la Fuente reemplaza a Matera como capitán / Lisandro López y una confesión sorprendente: "Soy un jugador del montón" / Las 24 Horas de Daytona: el desafío de Agustín Canapino en un equipo con sello argentino / Lisandro López, la bienvenida a Messi y los mates con el arquero campeón del mundo / El sorteo de la Copa América Brasil 2019: horario, TV y la agenda de la gala en Río de Janeiro / Por qué Pouille eligió a Mauresmo como coach: "No se trata de ser un hombre o una mujer, se trata de conocer el tenis" / Mauro Zárate y el desafío de volver a su máximo nivel en Boca: ?Dolió no jugar la final con River? / Por qué Cristiano Ronaldo incorpora hábitos argentinos / La Anmat busca reducir el peligro de los anteojos de sol que no tienen filtros UV / Macri se reunió con Carrió y analizó la estrategia oficialista / De fiscal en Venezuela a vender cupcakes en Mar del Plata / Proponen duras sanciones para los choferes de Uber que trabajen en Mar del Plata / La fuerte discusión entre Alberto Fernández y Ernesto Tenembaum por Mauricio Macri / Fuerte baja para el ATP de Córdoba: no vendrá Dominic Thiem, el número 8 del mundo / El kirchnerismo denunció un "intento de golpe" en Venezuela / Luis D'Elía: "Apoyo a Maduro en este intento de golpe realizado por Trump" /
6 de enero de 2019
Recuperando la danza y el toque
Artífices de la recuperación de la danza y el toque del tambor
Este colectivo cultural cumple 25 años de labor ininterrumpida. Año a año fueron sumando familias adherentes de distintos barrios de la capital así como reconocimientos, saberes y amigos que en todas las ediciones se acercan a compartir los honores al Santo negro.

La Co­fra­dí­a, que or­ga­ni­za los fes­te­jos, es­tá cum­plien­do 25 años de exis­ten­cia, con di­ver­sas ac­ti­vi­da­des de va­lor cul­tu­ral y ri­tual. Ano­che se re­a­li­zó el cam­bio de ca­pas y el to­que de tam­bo­res jun­to al sa­lu­do a los san­tos. Hoy con­ti­nua­rán con una mi­sa de Epi­fa­nía de Re­yes, ofi­cia­da en la igle­sia Nues­tra Se­ño­ra de la Mer­ced a las 20 y a las 21, pro­ce­sión.

La gran ini­cia­ti­va co­men­zó en 1994, cuan­do Don For­tu­na­to Rof­fé con­vo­có a tra­vés de los me­dios, a los in­te­re­sa­dos en re­a­li­zar el fes­te­jo a San Bal­ta­sar. A ese lla­ma­do acu­die­ron sus ve­ci­nos “Tony” Cor­tés, Jor­ge Ale­gre y Os­val­do Ca­ba­lle­ro del Cam­ba Cuá y otras per­so­nas que no po­se­í­an imá­ge­nes del san­to. Pa­ra la pri­me­ra ce­le­bra­ción en el par­que del ba­rrio con­ta­ron con tres imá­ge­nes, con­sig­na­das por Cor­tés y Ale­gre, ade­más de una ter­ce­ra con­se­gui­da por Don Rof­fé, co­men­tó Os­val­do Ca­ba­lle­ro. El es­ce­na­rio fue ubi­ca­do por ca­lle 9 de Ju­lio y los san­tos fren­te a es­te, en­tro­ni­za­dos so­bre una me­sa. Allí se ofi­ció una mi­sa de cam­pa­ña, pa­ra de­jar asen­ta­do que San Bal­ta­sar es un san­to re­co­no­ci­do por la Igle­sia Ca­tó­li­ca.
La fa­mi­lia Ca­ba­lle­ro en con­jun­to re­mar­có es­te he­cho y el se­ñor Os­val­do afir­mó en de­fen­sa del ve­ne­ra­do que “has­ta el día de hoy se des­co­no­ce su ca­te­go­ría de san­to y lo aso­cian a un cul­to, pa­la­bra que par­ti­cu­lar­men­te no me agra­da mu­cho por es­tar re­la­cio­na­da a lo os­cu­ro”. In­me­dia­ta­men­te des­pués de ex­pre­sar es­to, re­fi­rió co­mo prue­bas que, los Re­yes Ma­gos son men­cio­na­dos en el Nue­vo Tes­ta­men­to y que los tres fue­ron ca­no­ni­za­dos por el Pa­pa Le­ón IV en el año 506.
Tam­bién qui­si­mos sa­ber de dón­de se to­mó la pa­la­bra “Co­fra­dí­a”, a lo que Ca­ba­lle­ro res­pon­dió que “fue uti­li­za­do por pri­me­ra vez en el año 1772 por los sa­cer­do­tes de la Igle­sia La Pie­dad de Bue­nos Ai­res. Cre­a­ron la “Co­fra­día de San Bal­ta­sar y Áni­mas” pa­ra reu­nir y con­tro­lar a los afro des­cen­dien­tes, tan­to li­ber­tos co­mo es­cla­vi­za­dos. En ese tiem­po los bai­les de los ne­gros eran con­si­de­ra­dos obs­ce­nos pa­ra la eli­te de esa ciu­dad, com­pa­ra­das con otras dan­zas de la épo­ca”. Brin­dó, asi­mis­mo, otro da­to muy in­te­re­san­te so­bre la fies­ta de San Bal­ta­sar: que el pri­mer re­gis­tro el río de la Pla­ta se en­cuen­tra plas­ma­do en el óleo “Can­dom­be Fe­de­ral, épo­ca de Ro­sas”, de Mar­tín Bo­ne­o. En el cual se re­tra­ta a Ro­sas, jun­to a En­car­na­ción Ez­cu­rra y Ma­nue­li­ta vien­do a los ne­gros to­car tam­bo­res y bai­lar el can­dom­be.

Nin­gún fes­te­jo es igual, ya que ca­da año to­man más no­to­rie­dad al­gu­no de sus com­po­nen­tes. Sin em­bar­go, el fes­te­jo no se con­si­de­ra tal sin la mi­sa de Epi­fa­nía de los San­tos Re­yes Ma­gos, en la que se con­cen­tran to­das las imá­ge­nes. Lue­go de cum­pli­da la mis­ma se re­a­li­za la pro­ce­sión. Es­te año la mis­ma par­ti­rá de la igle­sia de la Mer­ced ha­cia el par­que, yen­do por Bue­nos Ai­res en con­tra­ma­no has­ta Pe­lle­gri­ni y San Luis.

En 1994, la mi­sa tu­vo un ca­rác­ter es­pe­cial co­men­tó el re­fe­ren­te de la Co­fra­dí­a, por­que ella fue de cam­pa­ña y nun­ca pu­do re­pe­tir­se de esa ma­ne­ra. Don Ro­fé con­vo­có a un sa­cer­do­te, quién ofi­cio la mis­ma en el Par­que con to­dos los pre­sen­tes. Los sub­si­guien­tes años se con­ti­nuó con esa prác­ti­ca, pe­ro el ofi­cio se tras­la­dó pri­me­ro a la Ca­pi­lla de Ma­ría Au­xi­lia­do­ra y se man­tu­vo allí por mu­chos años, reu­bi­cán­do­se lue­go en la Igle­sia de la Mer­ced. In­clu­so es­ta reu­bi­ca­ción es vis­ta por Ca­ba­lle­ro co­mo po­si­ti­va, ya que la en­ti­dad per­te­ne­ce al ba­rrio en el que se ini­ció el fes­te­jo pú­bli­co.
Otro de los com­po­nen­te es el “cam­bio de ca­pas”, ac­to que “se ce­le­bra ca­da 10 años y que se re­a­li­za pa­ra que el san­to re­ci­ba el día 6”, des­ta­có Ga­brie­la Ca­ba­lle­ro. “Pa­ra ese cam­bio la gen­te trae dí­as an­tes -­y no­so­tros va­mos guardando-­ofren­das que con­sis­ten en pren­de­do­res, apli­ques de flo­res o pie­dras y se las co­lo­ca­mos al san­to”, agre­gó. Di­cho cam­bio se con­cre­ta el día 5 de ene­ro por la no­che y mo­men­tos an­tes del to­que de tam­bo­res.
La “Tam­bo­ra­da” es una cos­tum­bre da­da a co­no­cer por Os­val­do So­sa Cor­de­ro. El es­cri­tor y mú­si­co la des­cri­bió co­mo el so­nar de los par­ches de­lan­te del san­to pa­ra que és­te los ben­di­ga. A par­tir de ese mo­men­to, los per­cu­sio­nis­tas re­cién pue­den sa­lir a to­car en el car­na­val.

A es­ta tra­di­ción se la de­no­mi­na tam­bién “Ben­di­ción de los Par­ches”. Es el de­seo de los in­te­gran­tes de la Co­fra­día que el can­dom­be del Cam­ba Cuá se co­noz­ca no so­lo en Co­rrien­tes si­no tam­bién en otras par­tes y pue­da di­fe­ren­ciár­se­lo del de Uru­guay o del can­dom­be del Li­to­ral por su es­ti­lo de to­que par­ti­cu­lar. Gra­cias a es­ta prác­ti­ca, el Cam­ba Cuá cuen­ta con dos gru­pos es­ta­bles “Cam­ba Cuá Can­dom­be” de Uli Gó­mez y “U­bun­tu” di­ri­gi­do por la Ca­ba­lle­ro. En 2018 se su­ma­ron va­rias agru­pa­cio­nes mu­si­ca­les co­mo Co­pa­ca­ba­na, Im­pe­rio Ba­hia­no o Aran­du Be­le­sa, pe­ro los re­fe­ren­tes de la Co­fra­día des­ta­can el acom­pa­ña­mien­to cons­tan­te que tie­nen, co­mo de­vo­tas, de las agru­pa­cio­nes Sa­pu­cay y Osi­ris del Ba­ña­do Nor­te. Al­gu­nas otras un año u otro man­dan tam­bién a sus bas­to­ne­ras.
En la le­tra de Cam­ba Cuá-­ del es­cri­tor an­tes citado-­ se des­cri­be la fies­ta co­mo una ex­pre­sión de los cam­bá (ne­gros en gua­ra­ní), y en ella no po­día fal­tar su gé­ne­ro mu­si­cal más tra­di­cio­nal, el can­dom­be, así co­mo el “bai­le­ci­to”. Don Ca­ba­lle­ro ex­pli­có que es­ta ma­ni­fes­ta­ción con­sis­te en la dan­za que los gru­pos des­plie­gan fren­te a las imá­ge­nes en­tro­ni­za­das, al mis­mo tiem­po que la Tam­bo­ra­da. El bai­le­ci­to se re­a­li­za unos mi­nu­tos an­tes del día 6 pa­ra re­ci­bir a la fes­ti­vi­dad pro­pia­men­te di­cha.
En cam­bio, la ac­tua­ción de los ar­tis­tas que se su­man du­ran­te las jor­na­das de los fes­te­jos, es en ho­nor al San­to ne­gro, “no vie­nen a can­tar o bai­lar pa­ra su pú­bli­co co­mo sí se ha­ce en otros fes­ti­va­les. Es tam­bién un com­ple­men­to cul­tu­ral” ex­pu­so el se­ñor Ca­ba­lle­ro.

Des­pués del 94, la fes­ti­vi­dad se re­a­li­zó en un sa­lón mu­ni­ci­pal cer­ca del do­mi­ci­lio de la Fa­mi­lia Ca­ba­lle­ro. Ahí se lle­vó ade­lan­te va­rios años, con la pues­ta del al­tar y la fies­ta pe­ro lle­gó un mo­men­to en que el lu­gar re­sul­tó re­du­ci­do pa­ra la can­ti­dad de gen­te que con­vo­ca­ba, ade­más em­pe­za­ron a con­cu­rrir fa­mi­lias de otros ba­rrios de Co­rrien­tes, tra­yen­do sus imá­ge­nes. En­ton­ces Os­val­do to­mó la res­pon­sa­bi­li­dad de tras­la­dar la mis­ma nue­va­men­te al es­pa­cio ver­de del Cam­ba Cuá.

El 2007 fue un año cru­cial pa­ra la Co­fra­dí­a, por­que sus in­te­gran­tes fue­ron in­vi­ta­dos a un en­cuen­tro re­a­li­za­do en Bue­nos Ai­res en el sa­lón del Ho­tel Bauen, y or­ga­ni­za­do por la Aso­cia­ción Mi­si­bam­ba, que nu­clea a la co­mu­ni­dad “a­fro­ar­gen­ti­na”. A esa reu­nión lle­va­ron las imá­ge­nes que po­se­í­an y par­ti­ci­pa­ron de dis­tin­tas ac­ti­vi­da­des e in­te­rac­tua­ron con ex­per­tos co­mo an­tro­pó­lo­gos. A par­tir de ese mo­men­to, lle­ga­ron cien­tí­fi­cos so­cia­les y otros pro­fe­sio­na­les de di­fe­ren­tes pa­í­ses co­mo Bra­sil y de pro­vin­cias ar­gen­ti­nas. Con es­ta ex­pe­rien­cia to­ma­ron con­cien­cia de la im­por­tan­cia de la ta­rea que es­ta­ban re­a­li­zan­do en Co­rrien­tes. Se ocu­pa­ron, en­ton­ces, de lo­grar la vi­si­bi­li­dad de la afri­ca­ni­dad y de sus va­lo­res cul­tu­ra­les en Co­rrien­tes. Por ello es­tán or­gu­llo­sos de ha­ber re­cu­pe­ra­do el to­que del tam­bor, que ha­bía de­ja­do de exis­tir en la ciu­dad. En ese via­je de 2007, se con­tac­ta­ron con un lu­tier de La­nús, Juan Pa­blo Zua­que, quien fa­bri­ca­ba tam­bo­res “a­fro­por­te­ños”, los cua­les se eje­cu­tan so­la­men­te con las ma­nos, a di­fe­ren­cia de los que usan los uru­gua­yos. Es­te les dio dos ins­tru­men­tos con los que has­ta aho­ra cuen­tan.
Otro pro­pó­si­to a cum­plir se­rá que la fes­ti­vi­dad sea par­te del ca­len­da­rio tu­rís­ti­co de la pro­vin­cia y que es­ta sea anun­cia­da jun­to al cha­ma­mé y al car­na­val co­mo ce­le­bra­ción de la mis­ma im­por­tan­cia. Un fun­da­men­to ex­pues­to es que es­ta fies­ta pre­ce­de a las otras dos en ene­ro.
Se des­ta­ca ade­más que la Co­fra­día fue in­vi­ta­da en va­rias oca­sio­nes co­mo re­pre­sen­tan­tes en dis­tin­tos even­tos a ni­vel na­cio­nal e in­ter­na­cio­nal co­mo por­ta­do­res del can­to, la dan­za y el to­que del tam­bor.

 

 



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








 

DOLAR

 
COMPRA
VENTA
36.58
38.58

 

LA RADIO EN TU MOVIL

 

 

RadiosNet
C